Romper el Contrato

La información es sólo para fines de información general, y no es un sustituto para la asesoría de un abogado/a

Descargue o vea un pdf imprimible de nuestro folleto de Romper el Contrato

Si tengo un contrato, ¿tengo derecho a romperlo? ¿Cómo lo hago?

La mayoría de los contratos permiten la terminación del contrato de renta antes de la fecha de finalización para ciertas situaciones.  El contrato de renta indicará cómo el inquilino/a y el dueño/a pueden terminar el contrato de arrendamiento temprano, así que asegúrese de leerlo cuidadosamente.

Tanto si se trata de mes a mes o arrendamiento a plazo fijo, el inquilino/a puede dar su aviso de mudanza en cualquier día del mes, no sólo el primer día del mes o cuando se cumpla el día de pago de la renta.

Si el inquilino/a tiene que salir antes de que un contrato haya expirado, el inquilino/a debe consultar a un abogad@ (La Línea de Ayuda para Inquilino/as le puede dar referencias, llame al 503.288.0130).  La ley puede ser complicada.  Incluso si el dueño/a no le demanda después de mudarse, el dueño/a puede darle una mala referencia y puede tratar de afectar negativamente su alquiler o historial de crédito.  !Es importante hacer las cosas bien!

Al igual que un dueño/a puede terminar un contrato de renta por causa justificada durante el plazo del contrato, el inquilino/a tiene el derecho de romper el contrato de arrendamiento antes, si el propietario/a viola los términos del contrato de renta y/o la ley.  Una buena causa para dar por terminado un contrato de renta se define como ” falta de cumplimiento sustancial con el contrato de alquiler ” o incumplimiento por parte del dueño/a de la obligación de arrendadores de mantener la vivienda en buen estado, según se define en la ley de Oregon (ORS 90.360).

La ley exige que el inquilino/a dé aviso por escrito al propietario/a.  Hay requisitos legales específicos para la notificación. La solicitud incluirá:

  • Los detalles de exactamente lo que el propietario/a ha hecho mal (o no lo  ha hecho).
  • El tiempo que la ley permite al propietario/a para solucionar el problema. (Los plazos varían en función de si el problema es un servicio esencial como lo define la ley.)

Si el propietario/a no soluciona los problemas antes de la fecha de la notificación, el inquilino/a puede tener un derecho a mudarse sin ninguna otra obligación.  Pero se debe preparar para probar en la corte que usted actuó legítimamente si el propietario/a lo demanda.  La documentación es la forma más fácil y más eficaz que puede proteger sus derechos como inquilino/a: recuerde hacer todo por escrito, guarde copias para sus archivos y envíe todo el correo por el certificado de envío (en inglés Certificate of Mailing).  Usted debe tomar todos los pasos que un inquilino/a lleva normalmente al mudarse, además de estar seguro de reunir todas las pruebas de violación del propietario/a.

Una vez que se halla mudado, no tendrá acceso a la vivienda para reunir más pruebas.  Incluso si se le permite el acceso a causa de una acción judicial, es probable que hayan desaparecido las pruebas.

El inquilino/a tendrá que documentar la violación de la gerencia para que se pueda demostrarlo en el juicio si es necesario.  Usted debe considerar el uso de fotografías y de vídeo, así como de testigos.  Los testigos pueden ser amigos o familiares, pero también se deben tener en cuenta a  inspectores de vivienda o de salud; (llámenos a la línea de Derechos al (503) 288-0130 para obtener más información)

¿Qué pasa si quiero romper mi contrato por otras razones?

Si el propietario/a no ha violado la ley y un inquilino/a quiere moverse antes de que el contrato de arrendamiento termine, el inquilino/a es responsable de la renta por el resto del período del contrato y cualquier cargo razonable escrito en el contrato de renta.  Un propietario/a debe tratar de volver a alquilar la vivienda tan pronto como el propietario/a haya  notado que el inquilino se está moviendo. (El término legal para esta obligación es “la mitigación de los daños”.)

Un inquilino/a que se mueve debe:

• Tener cuidado con la propiedad y realizar un seguimiento si la propiedad se prepara rápidamente para el próximo inquilino/a

• Mantenga un ojo  si su vivienda se está anunciando para rentarse

• Realizar un seguimiento cuando alguien se mueve a la vivienda (Los vecinos pueden ser capaces de ayudar al inquilino/a con esta información).

Una vez que el dueño/a re-alquila la vivienda, la obligación del antiguo inquilino/a de seguir pagando el alquiler termina, incluso se puede querer ofrecer al propietario/a un nuevo inquilino/a que cumple con los criterios de elegibilidad del propietario/a.  El inquilino/a debe hacer la oferta al propietario/a por escrito.

Cargo por ruptura de contrato

A veces un propietario/a incluirá un cargo de “ruptura de contrato” en el contrato de renta.  Esto significa que el inquilino/a podría pagar la cuota de ” del contrato” y se puede salir sin otras multas. A partir del 1 de enero de 2010 un cargo de ruptura de contrato se puede cobrar en los contratos a plazo fijo, pero se limita a 1 ½ veces a la renta mensual.  Si se le da un cargo de ruptura de contrato, un propietario/a no puede recuperar, además, cualquier renta no pagada o recuperar los daños relacionados con el costo del alquiler de la unidad de vivienda a un nuevo inquilino/a ORS 90.302 (2) (e).

El inquilino/a tiene que dar aviso por escrito de su intención de moverse sin causa, tan pronto como sea posible.  Asegúrese de darle a su propietario/a un aviso de desalojo de 30 días por escrito.  De lo contrario no hay documentación referente a cuando termina su responsabilidad de pagar el alquiler.  Usted necesita guardar una copia para usted de ese aviso y todos los demás documentos relativos al alquiler por lo menos tres años después de mudarse. Llame a nuestra Línea Derechos para más información!